ARTICULO - LACTANCIA EN TANDEM - JENNY MATEO

Lactancia en tándem

Lactancia en tándem

La lactancia materna parece ser como una caja de pandora que cuando la destapamos podremos encontrar un sinnúmero de temas que generan controversia entre los actores que están alrededor del binomio (mamá y bebé) que están viviendo o vivieron ese proceso de alimentación natural.

Es sorprendente e inquietante la cantidad de mitos y falsas creencias que existen sobre la tierra, muchas de ellas sin sentido alguno; y este tema no es la excepción. Amamantar mientras una mujer está embarazada o amamantar dos bebés al mismo tiempo levanta un sinfín de opiniones y comentarios.

LACTANCIA EN TANDEM

Ahora bien, ¿A qué nos referimos cuando hablamos de “lactancia en tándem”?

El doctor Carlos González en la segunda edición del Manual práctico de lactancia materna explica que “la lactancia de dos niños de distinta edad es lo que se conoce como lactancia en tándem”.

Esta es una práctica que no trae ningún tipo de complicaciones ni a mamá, ni al niño o niña que está fuera del útero ni mucho menos al bebé que está en proceso de gestación.

Cabe destacar que existe la posibilidad de que la succión del niño o niña pueda generar ligeras contracciones a la madre gestante, sin embargo, no existe ningún antecedente o caso de aborto espontáneo ni de parto prematuro asociado a esto. Plantea también González en su libro.

¿A qué se deben estar ligeras contracciones?

Cuando un niño o niña succiona el pecho de su madre, se libera la hormona oxitocina que es la encargada de relajar el cuerpo de mamá y permitir el flujo de la leche materna. Cuando hay altos niveles de oxitocina en el cuerpo de una madre gestante se pueden desencadenar ciertas contracciones, sin embargo, estás no tienen potencial de desencadenar el proceso de parto. Esto se debe a que el tiempo de duración o acción de esta hormona en sangre, no es prolongado.

LACTANCIA EN TANDEM

Otro mito en torno a este tema y que atemoriza a muchas personas es el hecho de que la leche pueda perder calidad pues la niña o el niño grande se quedaría con todos los nutrientes que le “pertenecen” al bebé que crece dentro de la pancita de mamá. En este mismo sentido, temen que la leche se le acabe a la madre y luego no tendrá alimento para cuando llegue el nuevo o la nueva bebé. Sin embargo, esto es falso pues la leche materna se produce gracias a la estimulación del o los niños y su composición siempre va a mantener los nutrientes, proteínas, grasas, inmunoglobulinas y demás componentes que necesita la cría.

Por otro lado, también aducen que el estar embarazada y tener a un niño o niña en proceso de amamantamiento va debilitar a la madre y pone en riesgo su salud, lo cual tampoco es real. Si la madre mantiene una alimentación balanceada, variada, alta en nutrientes, si toma regularmente sus vitaminas prenatales, realiza actividad física moderada y asiste puntualmente a sus controles prenatales mensuales, no tiene por qué ver su salud afectada aunque esté dando de mamar.

Algo que sí puede pasar es que por temas hormonales

la madre puede tener cierta sensibilidad en el área de los pezones y por tal razón, le moleste un poco la succión. También existe un fenómeno llamado agitación por amamantamiento que se desprende de esto (aunque abarca otras aristas más), y aunque no voy a detallar el tema en este artículo, si es importante resaltar que es algo totalmente normal y más común de lo que se piensa.

Luego de que nace el bebé, algunas personas dicen que si el hermano o hermana mayor tiene algún virus gripal, existe un enorme riesgo de que el recién nacido enferme si ambos se alimentan de su madre.

Y es importante resaltar que aunque el niño o niña mayor no esté siendo amamantado, hay un riesgo de contagio pues ambos habitan bajo el mismo techo y como hermanos que son se mantienen en contacto entre sí y por supuesto con sus padres.

Explicado todo esto, lo vitalmente necesario aquí es que la madre y el niño o niña tengan la oportunidad de decidir qué hacer con su caminar por la lactancia por ellos mismos, sin que actores externos influyan o presionen.

LACTANCIA EN TANDEM

Hay muchos niños que se destetan solos cuando la mami está embarazada porque el sabor de la leche cambia durante el embarazo mientras que hay madres que al sentir molestias al momento de lactar o sufren de agitación por amamantamiento deciden destetar.

Existen otros casos en los que tanto la progenitora como su retoño siguen siendo felices y la lactancia permanece.

La decisión sobre el curso que ha de seguir esa historia de lactancia tendrá validez siempre y cuando el bienestar mental y físico de ambos esté asegurado. Eso es lo que realmente importa.

Por eso, es siempre tan importante contar con información real basada en evidencia científica y con el apoyo genuino de las personas a tu alrededor.

Para los demás comentarios, lo mejor es cerrar los oídos y seguir nuestro corazón pues como dicen por ahí: “El corazón de una madre nunca falla”.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Suscríbete a nuestro BLOG

Mantente al día con los mejores consejos de expertos en crianza

Registrarse

Se enviará un enlace a tu dirección de correo electrónico para establecer una nueva contraseña.

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.