Lactancia materna en el lugar de trabajo: ¿Cómo mantener mi banco de leche?

Lactancia materna en el lugar de trabajo: ¿Cómo mantener mi banco de leche?

La licencia de maternidad es un viaje lleno de desafíos y aprendizajes, donde nos sumergimos en la profunda responsabilidad de criar a un nuevo miembro de la familia. En este trayecto inicial, nuestra atención se centra en el bienestar del bebé, superando las noches difíciles y la inexperiencia para adaptarnos a esta nueva realidad.

A medida que nos aclimatamos, se acerca el día en que la madre debe reintegrarse al trabajo, y con ello, surge la inquietud de mantener la lactancia materna exclusiva. Este deseo se ve a veces amenazado por la falta de herramientas y la incertidumbre de cómo gestionar esta transición.

Aquí, comparto contigo 5 consejos esenciales para crear y mantener un banco de leche, permitiéndote prolongar la lactancia mientras mamá trabaja:

  1. Confía en tu Poder de Amamantar: Nuestro cuerpo está biológicamente diseñado para gestar y alimentar a nuestros bebés. Creer firmemente en nuestra capacidad para producir leche es el primer paso hacia el éxito. La confianza en este proceso natural es la clave para superar cualquier obstáculo.
  2. Conoce tus Derechos Laborales: Como madre trabajadora, es fundamental conocer y ejercer los derechos laborales que te asisten. En muchos países, la legislación ofrece permisos específicos para extraerte leche durante la jornada laboral. En República Dominicana, el Código de Trabajo contempla tres permisos de mínimo veinte (20) minutos cada uno, para extracciones durante una jornada laboral de 8 horas. Tomar estos permisos de manera regular contribuirá significativamente a mantener la continuidad de la lactancia.
  3. Herramientas para un Banco de Leche Efectivo: Contar con el extractor adecuado, seleccionar el método de almacenamiento correcto (bolsas o envases), y tener las herramientas necesarias para la conservación de la leche son vitales. A veces, el extractor más caro no es el más adecuado; es importante encontrar el que mejor se adapte a tus necesidades y estilo de vida.
  4. Establece una Rutina de Extracciones: La constancia y disciplina en la rutina de extracciones son fundamentales para mantener una producción de leche acorde con las necesidades del bebé. Establecer y mantener esta rutina es clave para garantizar que tu banco de leche esté siempre abastecido.
  5. Involucra a Papá en el Proceso: A menudo, olvidamos el papel crucial que tienen los padres en la vida de sus hijos. Aunque no alimenten directamente, su apoyo y participación son esenciales. Integrar a papá en el proceso no solo es su derecho, sino que también facilita la logística y el respaldo emocional para una lactancia exitosa.

En última instancia, la lactancia es una decisión diaria. Con la información correcta, confianza y apoyo oportuno, puedes alcanzar la meta de una lactancia prolongada para el beneficio de tus hijos, tu bienestar y el de toda la familia. ¡Sigamos desafiando las rutinas y construyendo un camino exitoso para la lactancia materna mientras regresamos al trabajo!

Productos que no te pueden faltar

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Suscríbete a nuestro BLOG

Mantente al día con los mejores consejos de expertos en crianza

Registrarse

Se enviará un enlace a tu dirección de correo electrónico para establecer una nueva contraseña.

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.