Melatonina en niños - Jessica Fiallo

La melatonina en niños y bebés: Lo que los padres deben saber

La melatonina en niños y bebés: Lo que los padres deben saber

La melatonina, conocida como la hormona del sueño, ha ganado popularidad en los últimos años como un remedio para los problemas de sueño en niños y bebés. Sin embargo, hay importantes consideraciones que los padres deben tener en cuenta antes de recurrir a este suplemento. Aquí hay una guía completa para entender la melatonina y su uso en la infancia:

  1. No es necesaria en niños y bebés sanos: En condiciones normales, los niños y bebés sanos no necesitan suplementos de melatonina para conciliar el sueño. El ciclo natural de sueño y vigilia se desarrolla con el tiempo y el apoyo adecuado por parte de los padres. Más adelante les dejaré algunas recomendaciones para promover su producción de forma natural.
  2. Regulación de la FDA: A diferencia de los medicamentos, la melatonina no está regulada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos. Esto ha llevado a la creencia errónea de que es segura debido a su estatus como suplemento dietético. Sin embargo, esta falta de regulación significa que los productos de melatonina en el mercado pueden contener otros ingredientes no deseados o dosis más altas de la que dice su contenedor.
  3. No aprobada para uso en niños por la FDA: La FDA no ha aprobado el uso de melatonina en niños, lo que subraya la importancia de buscar alternativas seguras y basadas en evidencia para abordar los problemas de sueño en la infancia.
  4. Posibles efectos secundarios: Aunque la melatonina se considera segura a corto plazo, algunos niños pueden experimentar efectos secundarios como mojar la cama, dolores de cabeza, agitación y somnolencia.
  5. Falta de evidencia a largo plazo: A pesar de su uso generalizado, hay pocas investigaciones que respalden la seguridad de la melatonina a largo plazo en niños y bebés. La Academia Americana de Pediatría ha expresado preocupaciones sobre cómo el uso prolongado de melatonina podría afectar el crecimiento y el desarrollo infantil.
  6. Consideraciones especiales: En casos de niños con trastornos del neurodesarrollo como el autismo o el trastorno por déficit de atención con hiperactividad (TDAH), donde la producción de melatonina puede estar comprometida, la melatonina puede ser beneficiosa. Sin embargo, siempre debe ser administrada bajo la supervisión de un médico para garantizar su seguridad y eficacia.

A continuación, les comparto seis formas en la que podemos ayudar a nuestros hijos a producir la cantidad de melatonina que necesitan para dormir adecuadamente:

  1. Eliminar pantallas 2 horas antes de dormir: La luz azul emitida por dispositivos electrónicos puede suprimir la producción de melatonina, por lo que es importante limitar su uso antes de acostarse.
  2. Reducir la exposición a la luz: Reducir las luces en casa cuando se acerca la hora de dormir puede ayudar a estimular la producción de melatonina y preparar al cuerpo para el sueño.
  3. Oscurecer la habitación: Mantener la habitación oscura durante la noche puede ayudar a mejorar la calidad del sueño y promover la producción natural de melatonina.
  4. Incluir alimentos ricos en triptófano en la dieta: Alimentos como plátanos, avena, salmón, cerezas y nueces son ricos en triptófano, un aminoácido que ayuda en la producción de melatonina.
  5. Establecer una hora regular para ir a dormir: Mantener una rutina consistente de hora de dormir puede ayudar a regular el reloj interno del cuerpo y promover la producción adecuada de melatonina.
  6. Brindar espacios para mantener el cuerpo en movimiento: El ejercicio regular durante el día puede ayudar a regular los ciclos de sueño-vigilia y promover un sueño más reparador durante la noche.

En conclusión, mientras que la melatonina puede parecer una solución rápida para los problemas de sueño en niños y bebés, es importante considerar cuidadosamente sus beneficios y riesgos potenciales. Debemos buscar alternativas seguras y consultar a un pediatra antes de comenzar cualquier suplemento de melatonina en nuestros hijos. Priorizar hábitos de sueño saludables y establecer una rutina nocturna adecuada puede ser la clave para mejorar el sueño infantil a largo plazo.

Compartir:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra

Suscríbete a nuestro BLOG

Mantente al día con los mejores consejos de expertos en crianza